UN CLAMOR DE JUSTICIA QUE PERJUDICA A LOS MÁS VULNERABLES

Por: Camilo Arias Bohórquez

El paro de profesores que se está llevando a cabo a nivel nacional hace más de un mes, está afectando a más de 8 millones de estudiantes de primaria y bachillerato, en algunas ciudades del país se han cerrado colegios de forma indefinida, promoviendo así que los estudiantes permanezcan en las calles a la deriva, sin poder estudiar y expuestos a problemáticas tan reales como peligrosas.

El paro, en cabeza de FECODE, se ha dilatado más tiempo del esperado por la ciudadanía, que teme por la educación de sus hijos. Esto no ha parecido importarles mucho a los integrantes de la Federación Colombiana de Educadores, pues su convicción no parece otra que llevar este asunto con parsimonia, con casi nula consideración por el estudiantado siempre y cuando solucionen sus problemas salariales y de salud. El gobierno, en cabeza de la ministra de educación Yaneth Giha Tovar, muestra disposición para el diálogo, pero carece de respaldo económico por parte de estamentos que deben estar presentes en la solución como el ministerio del trabajo, el ministerio de hacienda, el  presidente Juan Manuel Santos, entre otros. Por eso a la situación se le ve cada vez más lejos una solución que no parece estar en un simple diálogo y la educación de los estudiantes se perjudica más día tras día.

En Sabaneta también ha afectado gran parte de la educación escolar. Por tal motivo la secretaría de educación ha hecho una serie de estrategias para que los estudiantes no pierdan al menos todas sus clases. Se ha optado por la desescolarización segmentada de los grupos por días. Aunque no es una solución total, es un avance positivo para mitigar la desescolarización total y completa de los estudiantes sabaneteños.

La recomendación para todos los padres de niños y adolescentes afectados es mucho acompañamiento para lograr salir de ésta situación lo mejor posible, el repaso en compañía de padres o familiares y la educación extra clase son algunos de los aliados como solución temporal de éste problema nacional que aún no tiene un final feliz a la vista.

Deja un comentario





tres + Diez =