DULCE ORGULLO

Por: Elizabeth Serna Jaramillo

Una crujiente cubierta que alberga en su interior una experiencia llena de sabor, típicamente combinado con delicias lácteas y frutales como el arequipe, el queso y el dulce de moras que agrega ese perfecto toque acidito entre tanto dulce.

Algunas personas hacen uso de su creatividad para añadirle maní, crema de leche, lecherita y hasta milo a este delicioso postre que se da el lujo de saber rico a cualquier hora del día. No es muy claro su origen, aunque tampoco es relevante en este punto porque lo que interesa es resaltar un manjar que con pocas letras contiene un gran sabor: OBLEAS.

Lo que pocos conocen en Sabaneta es que detrás de esas deliciosas obleas se encuentran las manos de doña Nelba Alzate, quien desde hace 25 años es la encargada de deleitarnos con sus postres para alegrar la gastronomía de nuestro municipio.

Ella, con mucho orgullo, gracias a su negocio, ubicado a unos cuantos metros  del parque principal, ha logrado sacar a sus hijos adelante, transmitiendo sonrisas de sabores que encantan a cualquier paladar.

Doña Nelba, con su negocio de postres típicos, siendo la oblea la referente y  reina dentro de su oferta de productos, se concibe como una parada imperdible para residentes y visitantes, quienes sin importar el día o la hora no podrán resistirse, ni pasar desapercibidos cuando se tiene en frente el rostro de doña Nelba, iluminado con una contagiosa sonrisa que le agrega un poco de su corazón a cada producto entregado con amor y gratitud.

Si aún no las conoces, ¿qué esperas para probarlas?

¡Que sea un motivo para volver a Sabaneta!

Deja un comentario





1 × 1 =